Ambiente

Castello Errante, desde la primera edición, abraza el desarrollo eco-sostenible, respeta el medio ambiente y las diferencias culturales, promueve las nuevas tecnologías al servicio de una valorización sensible y consciente del patrimonio natural y artístico. La residencia acomete procesos de creación y producción, eligiendo soluciones con un impacto medioambiental limitado. También involucra a todos los ciudadanos, habitantes locales y turistas, promoviendo un estilo de vida saludable, el consumo de productos de kilómetro cero, así como el respeto por las personas, la naturaleza y el arte.