El Proyecto

Castello Errante es la primera Residencia Internacional del Cine que reúne a Italia y América Latina. La iniciativa fue ideada por  Adele Dell'Erario y organizada por Occhi di Giove srl, con el sustento del Ministero per i Beni e le Attività Culturali, del Programa Ibermedia y de Regione Lazio, en colaboración con l’IILA - Organizzazione Internazionale Italo-Latino Americana, las Embajadas de Argentina, Chile, Costa Rica, Cuba, Guatemala, México, Nicaragua, Perú, República Dominicana y Uruguay, la Roma Lazio Film Commission, e Centro Sperimentale di Cinematografia di Roma, y la Fondazione Cinema per Roma.

El proyecto promueve la cultura italiana en el exterior, la investigación, la interacción entre la diversidad cultural y los nuevos lenguajes expresivos del cine y el audiovisual. Un formato innovador que implementa nuevos métodos de hacer formación e investigación en torno a las nuevas tecnologías y las últimas tendencias del sector.

Castello Errante tiene lugar cada año en un pueblo diferente de la región del Lazio que destaca por su patrimonio cultural y paisajístico. La sede del proyecto acoge a veinte estudiantes de diferentes escuelas de cine nacionales e internacionales de Italia y América Latina. Los estudiantes forman una compañía que produce diversos productos audiovisuales y participa en muchas actividades culturales y educativas.

El proyecto lleva el nombre de la novela de fantasía El Castillo Errante de Howl, escrito por la británica Diana Wynne Jones que, con este relato de fábula, da vida a la saga de El Castillo en el Cielo. La novela se vuelve internacionalmente célebre con la adaptación fílmica del japonés Hayao Miyazaki.

Desde el mismo nombre, el proyecto evoca un imaginativo y volátil flujo de ideas capaces de involucrar a diferentes rincones del planeta de las formas más mágicas, inesperadas y sorprendentes. Un castillo, por tanto, que viaja a través de los artistas y profesionales que lo animan y que proceden de diferentes lugares de la tierra, favoreciendo fusiones y sinergias, en nombre de los trastornos espacio-temporales propios del Séptimo Arte.